Previous
Next
Conceptualización de Hombre Procesos
El hombre es un ser inacabado que está en constante cambio, dinamizador de la ciencia y de la verdad. Investigación – creatividad – criticidad – constructor de conocimientos.
El hombre es un ser situado en una realidad natural y social de la cual debe ser actor responsable como defensor y transformador de su medio, de su sociedad y de su cultura. Democracia participativa – autóctono – solidaridad – libre desarrollo de la personalidad sensibilidad – convivencia social – pluralismo.
El hombre es un ser intelectual con potencialidad para recordar, analizar, comprender, sintetizar, argumentar y construir los conocimientos. Adquisición de una estructura mental justa y equilibrada.
El hombre es un ser capaz de amar y ser amado. Cultivar sentimientos de amistad, generosidad, comprensión, sinceridad e integridad, creatividad, sentido del buen gusto, aprecio por lo estético y lo artístico.
El hombre es un ser capaz de expresar, apreciar y crea lo bello y de cuidar y conservar su entorno Observar reglas higiénicas personales y de salud pública.
El hombre necesita de su salud y de recreación para el desarrollo humano integral. Aprovechamiento del tiempo a través de la diversión sana.
El hombre es un ser trascendental. Ético y religioso amor a su Dios y al prójimo.
El hombre es un ser con una dimensión sicobiológica que lo lleva al crecimiento a través de un proceso evolutivo. Autoestima, respeto, manifestaciones sociales.

El análisis de la Constitución Política Colombiana 1991 y de la Ley 115 de 1994 nos permite construir un contexto de bases legales del cual se deben resaltar las siguientes ideas rectoras que deben orientar como principios educativos de la propuesta de PEI en el IEAN.

La igualdad y la no discriminación: Se toma como fuente de inspiración el artículo de la C.P.C., donde consagra que toda persona nace libre e iguales ante la ley e igualmente se establece que las autoridades deben dar la misma protección y trato a las personas y que éstas deben gozar de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen, nacionalidad o familiar, lengua.

 

La democracia y la participación: Desde el Art. 41 de la C.P.C. se exige en todas la instituciones de educación (oficiales y privadas) a fomentar las prácticas democráticas para el aprendizaje de los principios y valores de la participación ciudadana.

Principios sobre la participación en la dirección: Este principio se consagra en el Art. 68 de la C.P..C., donde se manda que la Comunidad Educativa participa en la dirección de las instituciones educativas.

Principios sobre la educación religiosa: Se consagra en el Art. 68 C.P.C. que en los establecimientos del Estado ninguna persona podrá ser obligada a recibir educación religiosa. Este principio se refuerza en el Art. 23 Ley 115 de 1994, donde el párrafo correspondiente se consagra que la educación religiosa debe ofrecerse todos los establecimientos educativos, observando la garantía constitucional.

Principios sobre la identidad cultural: Este principio está consagrado en diversos artículos tanto de la C.P.C. como de la Ley General de Educación. En el Art. 1 Ley General de Educación, se exige de entrada que la educación sea concebida como un proceso cultural, social y personal de formación permanente. De igual manera, el Art. 26 consagra que los criterios, los planes de estudios, los programas, las metodologías y los procesos educativos deben contribuir a la construcción de la identidad cultural, nacional y regional y local. El numeral 6 Art. 5 Ley General de Educación consagra igualmente que la educación se debe desarrollar atendiendo al estudio y la comprensión crítica de la cultura nacional de la diversidad étnica y cultural del país.

Principios de Universalidad: La institución manifiesta este principio mediante la cobertura en la prestación de su servicio educativo, puesto que atiende las necesidades de niños, niñas y jóvenes de distinta procedencia. Igualmente lo evidencia con el uso del conocimiento científico y la construcción del mismo, lo cual hace parte del lenguaje universal y único de las ciencias incluyendo también en este sentido a la ciencia pedagógica.

El IEAN, como entidad del Estado encargada de formar integralmente a niños y a los adultos según los lineamientos de la C.P.C. Ley General de Educación, Decreto 1860, y los lineamientos del MEN y de la Secretaria de Educación y Cultura de Córdoba, garantiza la aplicación de estos principios a cada uno de sus estamentos.

Visión

Hacia el año 2021 la Institución Educativa Antonio Nariño de Montería continuará siendo una organización líder en la formación de estudiantes integrales, conscientes y responsables, con espíritu de superación y capacidades para mejorar su entorno familiar, social, ambiental y responder a las exigencias de una sociedad globalizada.

Misión

Impartir formación integral que potencie todas las dimensiones del ser y propicie el desarrollo de la autonomía en nuestros estudiantes.

El enfoque filosófico educativo que orienta el quehacer de los diferentes estamentos de la comunidad educativa de la Institución Antonio Nariño, se fundamenta en que el centro de nuestra educación es el estudiante a quien concebimos como una persona en proceso de formación.

Las bases de dicha concepción están referidas al reconocimiento por parte de directivos, docentes y padres de familia, por tal razón:

La gestión administrativa y financiera de la Institución Educativa Antonio Nariño, propenderá por la organización y consolidación de la comunidad educativa, por la cualificación del recurso humano, por las relaciones institucionales en los niveles local, regional y nacional, a través de acciones como el manejo eficiente de los fondos educativos, el liderazgo de procesos que articulen las perspectivas tecnológicas y científicas con la humanizante.

La gestión académica tendrá como propósito, orientar al estudiante para que sea una persona participativa, crítica, responsable, cuestionadora de la realidad que los circunda e investigador del saber científico, técnico y artístico. Se tendrá como constante el acompañamiento al estudiante que propenda por su formación integral, y tenga en cuenta los diferentes ritmos de aprendizaje, las dimensiones cognitiva, afectiva, sicomotora y trascendente, así como el potenciar al máximo sus capacidades y la vivencia de valores.

Se enfatizará en los procesos del quehacer pedagógico, creando un ambiente escolar propicio para el aprendizaje y la convivencia, en un currículo sustentado en el desarrollo del ser humano en comunión de sabios valores, afectos, aspiraciones y aspectos socio culturales, que dé respuestas al qué, cómo, quién, por qué, para qué, y al cuándo, desde las concepciones metodológicas del aprender a aprender, en unos proyectos pedagógicos que faciliten los aprendizajes significativos en todas las disciplinas y en los diversos grados y niveles, en una evaluación asumida como el análisis y seguimiento al desarrollo de los procesos.

La gestión a la comunidad pretende establecer una interacción con el ánimo de responder a necesidades, expectativas y problemas del contexto, contando con su participación y el aporte de dicha comunidad.

Política de Calidad Objetivos
La satisfacción de las necesidades y expectativas de los beneficiarios. Satisfacer las necesidades y expectativas de los beneficiarios buscando garantizar su  permanencia, continuidad, y una educación encaminada a la formación del nuevo ciudadano, que adopte la democracia participativa como una forma de convivencia de máxima calidad.
El mejoramiento continuo del sistema de gestión de calidad. Garantizar la permanencia y proyección de la Institución a mediano y largo plazo.
 El servicio educativo centrado en el desarrollo humano consciente, responsable e integral a partir de los valores: responsabilidad, autoestima, trascendencia, respeto y tolerancia. Favorecer el pleno desarrollo de la personalidad del educando, dando acceso a la cultura, al logro del conocimiento científico y técnico y a la formación de valores éticos, estéticos, morales y cívicos que permitan potenciar sus capacidades y aptitudes y los lleven a la realización de una actividad útil para el desarrollo socio-económico de su entorno.
 La creación de condiciones favorables para el desarrollo de las competencias de nuestro personal, en un ambiente de trabajo agradable y óptimo. Fortalecer las competencias del personal para un óptimo desempeño y clima laboral, que propicie un trabajo de calidad.
Liderar procesos de educación que promuevan el uso racional de todo tipo de recurso, la sensibilización y toma de conciencia en relación a la problemática ambiental. Concienciar en el uso racional de todo tipo de recursos y en la conservación de ambientes sanos y agradables.